MENÚ
×

Compra de patines para hockey

Esta guía está diseñada para orientarte antes, durante y después de la compra de patines para hockey y hockey sobre hielo.

Antes de comprar tus patines de hockey

Existe una gran diferencia en cuanto a la calidad, el ajuste y la talla de las diferentes marcas relacionadas con el hockey.
Generalmente, existe relación entre el precio y la calidad.

Por favor, utiliza esta tabla como guía general a la hora de elegir la calidad y la talla:

Marca Calidad Talla de patín deseable
CCM +++ Aprox. ½ talla mayor que la talla de calzado
Bauer +++ Aprox. la misma talla que el calzado
Sherwood ++ Aprox. ½ talla mayor que la talla de calzado
Final ++ Aprox. ½ talla menor que la talla de calzado
Graf ++ ?
Mission ++ Aprox. 1 talla menor que la talla de calzado
Nike + Aprox. ½ talla menor que la talla de calzado
Tour + Aprox. la misma talla que el calzado

Si todavía estás creciendo, puedes escoger unos patines con media talla o una talla entera superior, para poder usarlos durante más tiempo.
Pero ten en cuenta que si los compras demasiado grandes no te ofrecerán el soporte adecuado y perderás estabilidad y potencia al esquiar.

Al comprar patines de hockey

Prueba los patines con los calcetines puestos que vayas a utilizar para patinar.
Prueba más de un modelo de patín, para comprobar por ti mismo el ajuste y la calidad.
Ten en consideración que algunos de los patines para hockey más caros son termomoldeables, por lo que pueden ajustarse con calor para que se acomoden a la forma de tus pies después de comprarlos. Al comprar estos patines, no es necesario que se amolden al 100%, ya que al termomoldearlos adoptarán la forma de tus pies.

  1. Afloja los cordones de forma que puedas ponerte la bota fácilmente. Coloca los dedos tan hacia al frente como te resulte posible. La talla será apropiada cuando seas capaz de colocar un dedo de la mano detrás del talón, en el interior de la bota.
  2. Colócate ambos patines y ajusta firmemente los cordones, pero no los aprietes demasiado. Levántate y camina alrededor, para comprobar la sensación ofrecida por el patín. No puede existir ningún punto de presión doloroso.
  3. Empuja el talón hacia atrás, todo lo que puedas, hasta asegurarte de que cuentas con el soporte de talón apropiado. El talón no debería moverse, cuando está colocado en la parte trasera de la bota.
  4. Asegúrate de que hay espacio suficiente para el centro del pie y los dedos y no existen puntos de presión dolorosos.
  5. Flexiona las rodillas. El patín debería ser flexible y permitir que flexiones las rodillas, para lograr una buena postura de hockey.
  6. Aplica presión sobre los laterales del patín. El patín debería ser rígido y ofrecer un alto nivel de soporte, para que puedas patinar de forma potente y cómoda.

Productos populares