MENÚ
×

Discos de hockey sobre hielo

Existe un estándar para los discos de hockey sobre hielo - pero son imprescindibles

Sin el disco de hockey no hay partido. Este pequeño trozo de goma es el causante de toda la acción y se fabrican con diferentes diseños. Las normas sobre los discos de hockey sobre hielo son muy estrictas. El reglamento oficial del hockey sobre hielo establece que las medidas de un disco de hockey deben ser 25mm de grosor, 76mm de díametro y debe pesar entre 156g y 170g. Si un disco no se ajusta a estas características no tendrá mucho sentido que practiques con él, ya que se a la hora de la verdad, estarás jugando con un disco diferente en los partidos.

¿Qué hay dentro de un disco de hockey?

Los discos de hockey sobre hielo están hechos de goma vulcanizada. La goma ha sido tratada químicamente, lo que la hace resistente a todo tipo de abuso y de castigo. La goma vulcanizada es el único material que se utiliza en la fabricación de los discos, de modo que no hay nada dentro de ellos. No hay un bloque de acero ni arena en el núcleo. Esta consistencia en el material - una vez más - proporciona durabilidad y vida útil al disco.

¿Qué sucedió con el disco de fuego?

Puede que algunos de vosotros recordéis el denominado firepuck o 'disco de fuego' que apareció a principios de 1990. Los discos de fuego se fabricaban con un material diferente, con el objetivo de mejorar la visibilidad del disco de hockey en las retransmisiones televisivas.

La vida del disco de fuego resulto ser bastante corta ya que no se produjo ninguna mejora en la experiencia del espectador. Al contrario, el material del disco de fuego hacia que el disco se separara del suelo con mayor facilidad, haciendo que fuese más difícil para el portero detener los disparos. Por este motivo, se produjo un incremento del número de goles durante este periodo.