MENÚ
×

Mantenimiento de Esquís

  Filtrar
Marcas

Un buen mantenimiento de los esquís mejorará su durabilidad

Es obvio para la mayoría que el uso frecuente de cera para los esquís, una buena limpieza y un mantenimiento regular de tus esquís los mantendrá en buenas condiciones, prolongando su vida útil. En SkatePro somos muy conscientes de esto, y es por ello que aquí podrás encontrar una gran variedad de diferentes productos de limpieza y mantenimiento de esquís.

Como dice el refrán: "La mejor manera de ponerse en buena forma es no perder nunca la buena forma" - y esto también puede decirse sobre los esquís. Una de las mejores formas de mantener tus esquís en excelentes condiciones es encerándolos. Es una tarea fácil de llevar a cabo y debería ser llevada a cabo con regularidad.

Mantenimiento previo a la temporada

Hay 3 pasos básicos para preparar los esquís antes del comienzo de la temporada. ¿Nunca has preparado tus esquís con anterioridad? Es recomendable que utilices uno de los múltiples puntos de servicio que se pueden encontrar en las estaciones de esquí.

¿Planeas aprender a mantener los esquís por ti mismo? Aquí exponemos una serie de pasos con información sobre lo que debes hacer.

  1. Afila los bordes, es importante que los bordes de los esquís estén bien afilados. Los bordes afilados ayudan a que el esquí corte sobre la nieve y mejoran el agarre. Tener los bordes afilados resulta de gran ayuda para no deslizarse hacia el exterior al realizar giros a gran velocidad. Asegúrate de que consigues el mismo ángulo a lo largo de la totalidad de los esquís. Hay diferentes herramientas especialmente diseñadas para afilar esquís alpinos y snowboards; estas herramientas resultan de gran utilidad para controlar el ángulo de afilado; que suele estar comprendido entre 86º y 89º. Comprueba la base de los esquís para detectar posibles arañazos y agujeros. Si encuentras alguno, necesitas arreglarlos antes de proceder con el siguiente paso. Aquí tenemos una guía paso a paso sobre cómo reparar la base de tus esquís y snowboards.
  2. Limpia la base con un cepillo y asegúrate de que no queda polvo ni suciedad en la base.
  3. Una vez que la base esté limpia, es momento de reparar los agujeros. Para la reparación necesitarás un mechero, un rascador y un stick de reparación para la base. Calienta el stick de reparación hasta que comience a gotear. Deja que el stick deposite unas gotas sobre la zona dañada. Deja que la base se enfríe, y a continuación raspa el material sobrante hasta que consigas un acabado uniforme.
  4. Encera los esquís con cera deslizante. Esto se lleva a cabo derritiendo la cera con una plancha, dejando que corra sobre la base. Iguala la cera utilizando la plancha. Raspa la cera sobrante. Repite este paso 2 o 3 veces para lograr un efecto óptimo.

Advertencia: No permitas que la plancha permanezca demasiado tiempo sobre el mismo punto, ya que arruinará la base de los esquís.

Después de la temporada

Aplica sobre los esquís una buena capa de cera deslizante, pero en lugar de rascar la cera, guarda los esquís durante el verano. Cuando vuelvas a sacar los esquís para la próxima temporada, puedes rascar y limpiar la cera sobrante, utilizando alcohol, y repetir los pasos propios para antes de la temporada. Enhorabuena, tus esquís estarán preparados para ser utilizados.

Al guardar los esquís, recuerda mantenerlos en un lugar seco y, si es posible, asegurándote de que el aire pueda circular libremente alrededor de la base de los esquís.