MENÚ
×
  Atrás

BMX Hacks

Pon tu BMX a punto

Si quieres evitar que te falte material durante la próxima temporada ahora es el momento de hacer algo al respecto. Puede que necesites cambiar algunas partes de tu bicicleta y hacerlo ahora puede que te ahorre tiempo y dinero.

"Como ciclista de BMX he cambiado muchos componentes. Las tres partes importantes que, sin duda alguna, hay que reemplazar más a menudo son los mangos, las cubiertas y los pedales. He cambiado alguna de estás partes cientos de veces, simplemente porque se gastan muy rápido cuando usas la BMX todos los días. Hazte un favor personal y pon tu BMX a punto con una actualización de mangos, cubiertas y pedales."

- Jonas Kaadt, Experto en BMX

A continuación te presentamos las 3 partes de BMX que te sugerimos que cambies si quieres que tu montaje este a punto durante otra temporada.

1. MANGOS

Los mangos del manillar están expuestos a todo tipo de daños. Todos los riders de BMX lo saben. Es bueno cambiar los mangos a menudo, sobre todo porque se suelen gastar muy rápido. Las manos sudorosas, caídas, manillares sucios o un clima lluvioso son elementos que contribuyen a la destrucción de tus puños. Si quieres rendir al máximo con tu BMX, un juego de mangos en buen estado es imprescindible.

Para cualquier ciclista, es necesario que los mangos estén en buenas condiciones para no perder el contacto con el manillar. Sin agarre, trucos sencillos como el bunny hop, el manual o el bar spin son más difíciles de realizar. Además, si no usas mangos o si están gastados, las probabilidades de caerse de la bicicleta son mayores. Hoy en día, los mangos para BMX están disponibles en todo tipo de color y forma y un gran número de riders utilizan los mangos para añadir estilo a su BMX. De momento, SkatePro está liquidando las existencias de mangos BMX. Si estás pensando en reemplazar tus mangos, echa un vistazo a nuestro amplio catálogo y ponte a hacer la lista de la compra.

2. RUEDAS

Si usas tu BMX a menudo, seguro que has sufrido la desoladora sensación de pinchar una rueda. Las ruedas siempre se pinchan en los momentos más inoportunos, cuando te da por saltar el primero bordillo o meterte en el bowl. Para que disfrutes más de tu experiencia, un par de cubiertas sólidas son una necesidad. Es importante para un rider de BMX tener plena confianza en su equipo. Si te vas a lanzar, por ejemplo, a saltar unas escaleras, lo último de lo que quieres preocuparte es de si las cubiertas van a aguantar el impacto o no.

Las cubiertas también tienen estilo. Tienen diferentes patrones y distintos colores. Si haces que el color de las ruedas de tu BMX vaya a juego con la corona, los mangos o los pedales, tendrás un montaje con un look fresco y llamativo. Si sólo está dañada una de tus ruedas, por suerte para ti, sólo tendrás que hacerte con una rueda nueva. De hecho, muchos ciclistas prefieren utilizar ruedas de distintos tamaños para mejorar y personalizar su experiencia al montar. Lo más común en estos casos es utilizar un rueda trasera más delgada que ofrezca menos resistencia al rodar y una rueda frontal más gruesa para mayor tracción. A pesar de esto, al final del día, es todo cuestión de preferencia personal. Echa un vistazo a nuestras cubiertas de BMX aquí.

3. PEDALES

Los pedales son cruciales. Los pedales te ayudan a mantener el equilibrio y la velocidad pero también a cargar con el peso de tu cuerpo. A menudo, los pies abandonarán los pedales al realizar ciertos trucos y lo último que quieres durante el aterrizaje son un par de pedales que no tengan suficiente agarre, aumentando el riesgo de que resbales y te hagas daño en las espinillas. Si eres un ciclista habitual, sabrás el daño que causan los golpes en las espinillas y no querrás que suceda a menudo.

Algunos pedales tiene clavos de acero para mayor tracción. Los clavos de acero son prácticos porque puedes cambiarlos individualmente y personalizar el nivel de agarre que quieras (basado en el número de clavos que uses). La utilización de clavos en los pedales también hace que los pedales duren más debido a que el contacto directo con el pedal es menor.

Puede que otro motivo por el que quieras cambiar los pedales sea que te apetece un par con colores que añadan algo de estilo a tu BMX, o te apetece probar un tamaño diferente, otro material u otra marca. Dicho esto, sal ahí fuera y prepara tu bicicleta para la temporada que entra. Nunca escatimes en material para tu BMX, visita nuestro catálogo aquí.