×
MENÚ

Ropa para esquí de fondo

Que ponerse para hacer esquí de fondo

En cierto modo, el esquí de fondo es el equivalente a correr sobre la nieve. La ropa tiene que ser ligera para proporcionarte la máxima libertad de movimiento en las piernas. Pero la gran pregunta es ¿qué ponerse cuando se supone que la ropa de esquí debe mantenerte abrigado y seco en esos días fríos en la parte trasera del campo?

Una chaqueta de esquí tradicional y unos pantalones insulados harán que tu cuerpo se sobrecaliente antes de que puedas decir 'esquí de fondo', pero si te pones una chaqueta ligera y medias de correr el día equivocado te puedes "morir de frío". La respuesta para sobrevivir está en las capas.

El secreto está en las capas

Llevar varias capas te da la oportunidad de ponerte o quitarte prendas en función del calor que tengas. Por ejemplo, una capa interior de esquí debajo de una capa media de forro polar, bajo un chaleco, debajo de una chaqueta. Varias capas delgadas crean bolsas de aire entre cada prenda, bolsas que ayudan a mantener el calor.

A la hora de elegir ropa de esquí de fondo, te recomendamos que elijas prendas hechas de fibras sintéticas, ya que ayudarán a hacer que el sudor transpire y a mantenerte seco más tiempo. Recuerda añadir una capa exterior adicional para no coger frío en los descansos largos.

Capa base: Es la prenda de esquí que va inmediatamente sobre tu piel y la responsable de mantenerte abrigado y seco. Una capa base suele ser la ropa interior de esquí y debería estar hecha de un material que permita que el sudor transpire. Te recomendamos elegir un tipo de prenda interior hecha de tejido sintético, lana de merino o de seda.

Capa media: Esta capa se utiliza no solo para abrigarte sino también para regular la temperatura de tu cuerpo. Ten en cuenta que el clima en las pendientes puede variar de forma inesperada y puedes tanto encontrarte en medio de una tormenta con bajas temperaturas, o en medio de un día soleado y con buen tiempo. Recomendamos capas medias de poliéster o de forro polar.

Capa exterior: Consiste en una chaqueta es esquí/caparazón suave y unos pantalones. Muchos esquiadores prefieren llevar un chaleco debajo de la chaqueta. Su función principal hacer de caparazón para mantenerte seco y abrigado. Las capas externas de calidad son impermeables y resistentes al viento y, al mismo tiempo, permiten que la humedad se evapore por el tejido, para que estés abrigado.