×
MENÚ

Esquís de Fondo y Equipamiento

De vuestro interés

Los esquís de fondo (también conocidos como esquís nórdicos o esquís de "cross country") son utilizados para practicar la modalidad de esquí más antigua del mundo; un deporte para todas las edades. Los esquís nórdicos son ideales para sesiones de ejercicio y te ayudan a entrenar los grupos musculares principales, a la vez que te permiten mejorar el equilibrio y la coordinación.

Elige el tipo de esquí de fondo adecuado

La longitud de tus esquís de fondo debería ser unos 20 cm superior a tu altura. Antes de dar con el esquí de fondo adecuado, tienes que saber para qué los vas a usar.

3 Tipos de esquí de Cross Country

Existen tres tipos principales de esquís de cross country, con características ligeramente diferentes. Los hemos denominado esquís de competición/clásicos, esquís de skating y esquís de backcountry.

ESQUÍS DE CROSS COUNTRY DE COMPETICIÓN / ESQUÍS CLÁSICOS

Con un diseño delgado y ligero, estos esquís son ideales para esquiadores que disfrutan de la velocidad y de los largos trayectos sobre pistas preparadas. Al ser más delgados, demandan un buen equilibrio y un cierto nivel de experiencia. Son aptos para las carreras y la competición.

ESQUÍS DE CROSS COUNTRY SKATING

Estos esquís son, por lo general, más cortos y rígidos que los otros dos tipos. Su propio nombre demuestra que son un poco más específicos debido al movimiento utilizado para el desplazamiento, es decir, un movimiento de impulso lateral. Por este motivo son un poco más dinámicos y requieren una técnica específica.

ESQUÍS DE CROSS COUNTRY BACKCOUNTRY

Estos esquís son más pesados y anchos que los de las otras categorías, ya que están ideados para esquiadores que prefieren trayectos largos fuera de las pistas. Gracias a su diseño, estos esquís son estupendos para los ascensos y descensos por la montaña. Los esquís de backcountry están orientados a esquiadores de nivel intermedio o avanzado que saben moverse con soltura por la montaña.