MENÚ
×

Lentes para Gafas de Esquí

Una lente de gafas de esquí para cada situación climatológica

Al esquiar, en algunas ocasiones te vas a encontrar deslizándote por las pistas bajo un cielo despejado y un sol brillante, y otras veces estarás esquiando con clima nublado, minutos antes de que el sol salga o se ponga. Las condiciones de luz de estos escenarios son muy diferentes, y no es posible comprar un visor para gafas de esquí adecuado para todas las condiciones de luz.

En lugar de intentar buscar una lente apropiada para todas las condiciones meteorológicas, deberías considerar comprar una lente adicional, para lograr la mejor experiencia posible, sin importar lo soleado o nublado que esté el día. Asegúrate de que tus gafas de esquí presentan una lente intercambiable antes de comprar otra lente adicional, de otra manera estarás malgastando el dinero.

Hay multitud de tonos y colores que puedes elegir para la lente de tus gafas de esquí. Una característica es el aspecto y el estilo de las lentes, pero lo más importante es su rendimiento bajo las condiciones de luz en las que quieres esquiar.

Elige el VLT adecuado para los cristales de tus gafas de esquí

Uno de los aspectos más importantes a tener en consideración es cuánta luz quieres que transfiera tu lente. El grado de transmisión de luz se mide en VLT (Visible Light Transmission). Está comprendido entre 0 y 100 por ciento, y se trata de una escala que establece qué porcentaje de la luz exterior llega al ojo.

Si esquías en climas soleados durante la mitad del día, deberías elegir una lente con un VLT de entre 5% - 20%, mientras que las lentes con un VLT de 60-90 son perfectas para cielos nublados, nevadas, amaneceres y luz artificial de las pistas durante la tarde-noche.

La mayoría de personas quieren una lente que poder utilizar en la mayoría de condiciones. Si este es tu caso, deberías mirar una lente con un VLT de 30 - 60.