MENÚ
×

Juego de dirección Race BMX

  Filtrar
Colores
Marcas
Tipo de sistema de dirección
Starnut
Tornillo

El juego de dirección de una Race BMX es más que simplemente los rodamientos

Para que el manillar de una Race BMX gire con total libertad necesita una dirección. La dirección de una BMX consta de los rodamientos, un anillo en forma de C y un tope superior. Además, en algunos casos se incluyen separadores, lo cual estará indicado en las especificaciones del producto. Algunas bicicletas y cuadros de posventa vienen con direcciones integradas que ofrecen un look más elegante a la vez que contribuyen a reducir la altura de la pieza.

¿Necesito una dirección sellada o una dirección cerrada?

Los rodamientos son la parte más importante de una dirección para BMX. Una BMX headset suele venir con rodamientos sellados o con rodamientos cerrados. La diferencia principal entre ambos tipos es que los rodamientos sellados no pueden abrirse, lo cual dificulta su limpieza. Sin embargo, al estar sellados, no dejan entrar suciedad y no suelen necesitar limpieza.

Los rodamientos cerrados, por el contrario, se pueden abrir retirando los protectores de goma.

Dale un buen engrasado a la dirección de tu BMX

Al reemplazar la dirección de tu BMX, te recomendamos que engrases bien las partes nuevas. Esto facilitará la tarea de limpieza y de recambio la próxima vez. El lubricante es incluso más importante. Si tienes una BMX con rodamientos cerrados, lo ideal es que puedas desmontar la dirección con facilidad para la limpieza o el cambio de rodamientos.

Ajusta bien cada parte

Te recomendamos que ajustes la dirección de tu BMX de vez en cuando. Una dirección suelta es bastante común pero puede arreglarse con facilidad. Las herramientas necesarias dependerán del tipo de potencia y dirección de tu BMX, aunque la herramienta más común suele ser una llave Allen de 6mm.

Empieza por aflojar los tornillos de sujeción a cada lado de la potencia hasta que ésta gire sin dificultad alguna. A continuación, aprieta el tornillo de compresión. Empieza por ajustar ligeramente el tornillo de compresión para eliminar cualquier holgura. Comprueba que la holgura ha desaparecido moviendo el manillar hacia adelante y hacia atras. Cuando notes que no hay holgura, aprieta los tornillos de la potencia y listo.

Asegurate de que no aprietas la dirección más de lo necesario - La dirección tiene que poder girar sobre misma.