MENÚ
×

Fijaciones para snowboards de niños

  Filtrar
Marcas
Talla
Sistema de fijación
Altura Hi Back

Los sistemas de fijaciones de snowboard para niño

Las fijaciones de snowboard son una parte muy importante de tu montaje de snowboard - tanto para niños como para jóvenes snowboarders.

Las fijaciones de tablas de snowboard contribuyen a que los pies se mantengan bien sujetos a la tabla. Es también gracias a ellas, que se consigue mayor apoyo y rigidez en la parte inferior de los gemelos y en la base del pie. La mayoría de las fijaciones de snowboard presentan un ensamblaje tradicional con dos correas - una correa en el tobillo y otra correa en el empeine.

Las fijaciones de snowboard para niños muy pequeños solo tienen una correa ya que no es necesario tener dos debido al reducido tamaño de sus pies. La gran mayoría de las fijaciones de snowboard tienen un correa ajustable y una base giratoria o disco en el centro de la placa central, que sujeta las fijaciones a la tabla.

Las tablas de snowboard para niño tiene orificios para los tornillos. La mayoría de las marcas que hacen tablas de snowboard para niños también hacen tablas que utilizan todos los tornillos posibles (esto se conoce como el sistema 4-hole o sistema estándar).

Las fijaciones de snowboard para junior pueden aguantar un buen castigo

A diferencia de los sistemas de fijaciones para esquís, las fijaciones de una tabla de snowboard están completamente expuestas. Por lo tanto, es esencial que las fijaciones de tu tabla de snowboard sean de cierta calidad. Las tablas de snowboard para niños y juniors que encontrarás en esta categoría son de la mayor calidad y se fabrican con materiales que pueden soportar un uso intensivo y los miles de golpes que suceden durante el proceso de aprendizaje hasta convertirse en el mejor snowboarder que tus habilidades y tus genes te permitan ser.

Por último, y no por ello menos importante, nos gustaría dejar claro que las fijaciones para principiantes son perfectas para iniciarse en el mundo del snowbaord pero es probable que, si aumentan las habilidades de tu hijo, demandará mayor rendimientos y, como los niños aprenden muy rápido, puede que esto suceda antes de lo previsto.